Consejos para optimizar el tiempo de estudio durante las oposiciones
  • 18 de octubre de 2021
  • | 0
  • 734

Como dice nuestro autor de Temario Opol Fco Javier Bejarano (Fran), “Al principio de tu oposición no establezcas metas inalcanzables. Empieza poco a poco y mantente constante en el estudio incrementando el número de horas. En insistir y persistir en el día a día residirá la clave del éxito en tu oposición”.

Define la Real Academia Española las oposiciones como “el conjunto de pruebas selectivas en que los aspirantes a un puesto de trabajo, generalmente en la Administración pública, muestran su competencia, que es juzgada por un tribunal”.

Las oposiciones son muy parecidas a la preparación de los atletas para la competición: se juegan el trabajo de muchos meses en tan solo unas horas, e incluso segundos.

Si los deportistas buscan la forma óptima de llevar a cabo sus entrenamientos para obtener mejores resultados, ¿qué nos hace pensar que los opositores no deben buscar también la optimización de sus sesiones de estudio?

En el artículo de hoy, mencionaremos las técnicas de estudio más utilizadas por los estudiantes, las tres más efectivas a aplicar en la preparación de las oposiciones y, por último, te recordaremos el valor de la constancia y por qué es tan importante trabajarla durante todo el camino.

Técnicas de estudio: Definición, cuáles no son eficaces y nuestras 3 preferidas.

Las técnicas de estudio son el conjunto de herramientas y técnicas que hacen el aprendizaje de cualquier materia más eficaz y eficiente.

¿En el instituto hacías esquemas para estudiar? ¿Tenías un compañero/a que elaboraba resúmenes en Historia que toda la clase deseaba tener? ¿Subrayabas con un color diferente los apuntes según la importancia de su contenido? Si te sientes identificado con esto, significa que en mayor o menor medida has aplicado ya técnicas de estudio durante tus etapas como estudiante.

Por otro lado, seguro que tenemos en común el haber aplicado el método clásico de estudio (1. Lectura previa, 2. Subrayado, 3. Releer, 4. Hacer esquema-resumen). Por lo general, la mayoría de estudiantes hemos seguido este método para estudiar, aunque resulta poco eficaz para muchos. Ya quedó demostrado en una investigación de la Association of Psychological Science (una de las asociaciones científicas más importantes en el ámbito de la psicología) que llevaron a cabo el profesor John Dunlosky y otros investigadores. Sostienen en su investigación que, pese a que releer es una de las estrategias más utilizadas por los estudiantes, tiene poco beneficio en el aprendizaje.

Las 3 técnicas de estudio más efectivas son:

  • ‘Active recall’ o ‘Recuerdo activo’:

El ‘Active recall’ o ‘Recuerdo activo’ es un método que consiste en evaluarte después de haber aprendido algo.

Por ejemplo, después de hacer una lectura de los primeros cinco artículos de la Constitución, aparta tus apuntes y explícate a ti mismo el contenido. Si no eres capaz de explicarlo de manera tan sencilla que lo entendiese un niño, significa que no has comprendido el concepto. Vuelve a leer el texto, cierra los apuntes y repite el ejercicio de nuevo. Prueba también a hacerlo con los ojos cerrados.

Otra forma de practicar el ‘Recuerdo activo’ es realizar ejercicios de autocompletado, que consiste en quitar palabras clave del texto y autoexaminarse tratando de encontrar el contenido que falta. Veamos un ejemplo con el artículo 1 de la Carta Magna:

Artículo 1

1. España se constituye como un Estado social y democrático de Derecho, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico la ________, la justicia, la _________ y el pluralismo político.
2. La _________________ reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado.
3. La forma política del Estado español es la _____________ ________________.

El éxito del ‘Active recall’ es que, como requiere un esfuerzo mayor que la simple lectura, el recuerdo queda fijado más fuertemente en la memoria. Recomendamos también escribir a mano preferiblemente que a ordenador, ya que está demostrado que mejora la creatividad y la memoria. ✍🏻

  • Repetición espaciada:

Unida a la técnica anterior no puede faltar la ‘Spaced repetition’ o ‘Repetición espaciada’.

¿Cómo funciona nuestra memoria? Eso mismo se preguntó el psicólogo alemán Hermann Ebbinghaus en su estudio sobre la memoria del año 1885. Ebbinghaus memorizó sílabas sin sentido (por ejemplo, “WID”, “ZOF”). Al autoevaluarse, pudo describir la famosa curva del olvido.

Ilustración 1. Curva del olvido

Veamos qué ocurre con los temas que estudiamos hoy: Al día siguiente sin repasar la materia, podemos llegar a olvidar hasta el 50 % del contenido; dos días más tarde sin repasar, es probable que apenas recordemos el 30 %. ¿Y qué obtenemos como conclusión? Lo que no se practica, se olvida.

Podemos utilizar la curva del olvido a nuestro favor anotando en un calendario una planificación en la que se repase en los picos en los que decaiga la retentiva. Por ejemplo, repasar al final del día, al día siguiente, a los siete días, al mes, a los tres meses, etc.

Existen varios software específicos que nos ayudan a crear tarjetas de repaso en versión web, como Memorizar. Nuestro favorito es Ankiweb, disponible en versiones web y móvil para sincronizar nuestras tarjetas de repaso. ¿Sabías que algunos de los últimos ganadores de Pasapalabra han utilizado Anki en su preparación? 😮

  • Diario metacognitivo:

El uso de un diario se ha asociado únicamente (probablemente por la influencia hollywoodense) a adolescentes que escribían su día a día en el instituto, ignorando durante años su potencial para mejorar procesos de aprendizaje en cualquier materia y potenciar el autoconocimiento.

El prefijo meta- (proveniente del griego, que significa “después”, “más allá”, “que transciente”). Conociendo esto, decimos que el diario metacognitivo es aquel enfocado en “pensar sobre los pensamientos”. En otras palabras, esta técnica consiste en dedicar un tiempo al principio y/o al final del día a evaluar nuestro rendimiento, a ver qué nota le ponemos a nuestra concentración durante las sesiones de estudio, etc.

Algunas preguntas que podemos hacernos y escribir en el diario son:

• ¿Por qué he estado hoy más enfocado que otros días en el estudio? ¿Por qué hoy mi rendimiento ha sido bajo? 🤔
• ¿Qué técnica de estudio hace que, tras autoexaminarme, recuerde mejor la información?
• Hoy he estudiado con compañeros en la biblioteca, ¿Nos ha sido provechoso el día o no? 🤝
• Si la oposición fuese un trabajo y yo mi propio jefe, ¿me ascenderían o me despedirían por mi rendimiento? ¿He demostrado realmente compromiso conmigo mismo hoy?
• ¿Qué me ha preocupado durante el estudio? ¿Puedo solucionarlo ahora o más tarde?
• Hoy he estado muy atento a las explicaciones del profesor, ¿en qué he mejorado hoy respecto a los días en los que me encuentro con la atención más dispersa?
• ¿Qué nota le pongo a mi día de estudio del 0 al 10?

Realizando este ejercicio unos minutos al día, obtendremos una valiosa información individualizada sobre nuestros hábitos, puntos fuertes y débiles a mejorar y sobre qué nos está funcionando y qué no tanto.

Las técnicas de estudio son muy efectivas para optimizar el tiempo, pero no hay que olvidar que el principal activo personal que debemos practicar durante la oposición es nuestra constancia.

Añadir Comentario

Tu email no será publicado. Campos requeridos están marcados con *

Abrir chat